5 retos de Copywriting para vender tu marca personal

Puede que lo tengas claro o no, tu marca personal eres tú, es esa serie de rastros que vas dejando en el entorno digital desde que ingresaste a Internet hasta la actualidad.

Y la mayoría ingresamos creando con Facebook el perfil personal (bueno me refiero a la primera generación) hoy puede que hayas iniciado con Linkedin, Instagram o tik tok.

Todo lo que hayas publicado de alguna manera muestra al mundo quién eres tú.

Esa imagen que se forman las personas de ti, el como te perciben.

Por lo general, lo hacemos sin un plan ni estrategia, y de verdad es que tú debes amar tu marca personal.

Si tú quieres transformar tu marca personal para vender tus servicios en Internet, debes amar también primero al word, después al excel y  definir dos elementos primero:

Tu tono
Tu historia

Porque partiendo de ahí vas a poder construir un mensaje contundente y llegar al cliente que quieres vender.

Sé que existe una multitud de consejos, de que el camino más rápido es empezar por las redes sociales, pero no hagas caso.

Atreverte a inventar el futuro, es una habilidad que todos podemos aprender

Inés Temple

Si tú quieres de verdad hacer lo que pocos hacen y vender bien tu marca personal en Internet. Y crear un alma impecable, clara y querida por tus seguidores, continúa leyendo.

1. Compra tu dominio y escribe tu página de inicio

De que necesitas un sitio web, eso no tiene discusión, pero cuándo, es la gran pregunta que deben resolver la mayoría de los emprendedores.

Empieza por escribir tu página de inicio, esto te ayuda a tener la mente clara y en orden para saber qué publicar en los canales gratuitos.

Antes de empezar a escribir debes responder a las siguientes preguntas:

¿Qué servicio venderás? ¿Qué te apasiona y se te hace fácil? ¿A quién le vas a vender?

Luego escribe el titular, existe distintas formas de escribir un titular, no debes basarte en reglas sino en lo que funcione en tu página.

Para saberlo debes medir constantemente, un mapa de calor te ayudará.

Aquí tienes el post de titulares,  CÓMO ESCRIBIR TITULARES pero deja libre a tu escritura.

2. Encuentra el equilibrio entre tu tono de voz y la de tu cliente

Al escribir recuerda que te diriges a una persona especial, a tu buyer persona. Es con él o ella con quien estás conversando.

Si aún no lo tienes identificado, debes detener toda tu escritura en seco, y empieza a investigar, sí, debes de investigar

¿Dónde? ¿Cómo? ¿Cuándo?

En otro momento te hubiese recomendado realizar encuestas, pero hoy sé que las personas no decimos la verdad pura de lo que sentimos en las encuestas.

Lo que si te recomiendo es que visites redes sociales en dónde se encuentre tu cliente ideal, en los grupos, y justo ahí realiza algunas preguntas clave para pedir opinión, una pregunta abierta, que no se preste a un sí o un no. Sino que se preste a un argumento largo y así preguntas por una semana.

Reúne todas las respuestas, analiza cada palabra, cada frase, la jerga, el tono. Pues, aunque no me creas las palabras vienen cargadas de emoción y tono que lo hace humana porque sale de tu cliente.

Realizar una investigación previa te ayuda a detectar su problema, ese gran dolor, su temor, su alegría, etcétera.

Una vez tengas claro el tono de tu buyer persona, te pones a escribir cada párrafo de tu página de inicio, entremezclado con tu tono, de esa manera le darás frescura, riqueza y sentimiento a tus textos.

Uno no puede cambiar la cara que tiene, pero si la cara que pone

Inés Temple

3. Encuentra el valor de tu servicio

El valor no es solo lo que aporta tu servicio a tu cliente, tiene que ver con un todo, desde qué piensas, en qué crees, qué defiendes en esta vida.

Qué encuentran en ti  como persona y le hace sentir feliz y orgulloso de pertenecer a tu tribu.

  • En qué crees, cuál es tu misión, tu visión, tus valores, principios, fortalezas.
  • Qué tiene de especial tu oferta
  • Qué problema principal resolverá de inmediato

4. Busca palabras nuevas e inspírate

Van a existir momentos en que te falten palabras o sientas que estás repitiendo con frecuencia muchas de ellas, en momentos así puedes apoyarte en un diccionario, o en un libro de citas o analogías.

También puedes visitar a tu competencia, no para copiar ni se te ocurra, es para que veas como presenta su oferta y tú no la repitas, por el contrario, la hagas diferente, única y consigas distinguirte.

5. Primero es el Copywriting después el diseño

Cuando pones el diseño primero y empiezas a escribir directamente en tu plantilla de tu sitio web, puede que condiciones a los textos y te dejes llevar por las imágenes.

Te ruego, nunca escribas de esa forma.

Cuando escribas, siempre hazlo en un documento Word, o Google doc, o un block de notas. Este será tu borrador.

Recuerda que debes de soltar todas las palabras que golpeen tu mente hasta terminar con la estructura de tu página principal.

Pasada esta etapa borrador, dejas reposar a los textos y le das descanso a tu mente y a tus dedos.

Después vuelves a ellos, y empiezas a editar.

Recuerda que la principal misión de este post es que tú entiendas cómo caminan los textos y ayudan a dar valor a tu marca personal, para que cuando tengas que realizar o delegar el Copywriting para tu marca personal, tengas claro qué terreno estás pisando.

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.