Domina y aprende

Copywriting

Vende en tres palabras

Audio e-book del Copywriting

Disfruta y aprende a tu ritmo con este regalo.

MILAQUISBERTT6

Cómo escribo un beneficio de oro

 

Existen palabras que en la escritura se confunden y tú debes saber distinguirlas para que tu escritura cumpla su objetivo de venta y el cliente te entienda y puedas entenderlo también.

Y el motivo de este post, es evitar que tu escritura caiga en el agujero negro de las características.

Porque las palabras tienen ese increíble poder de hacer ver y sentir a tu cliente, esa es la razón por la que debes agarrarte con fuerza de los beneficios.

Cuando pido a mis clientes que listen los beneficios de su producto servicio por lo general les cuesta o muchas veces no logran comprender a plenitud la palabra “beneficio”(porque es subjetivo)

Esa es la razón de este post.

Así es que quédate quieto, ya que estás palabras van a formar un salvavidas para tu escritura.

La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza

Albert Einstein.

 

Y aquí vamos a ingresar al mundo maravilloso de nuestro cerebro, para conocerlo y así determinar la venta desde la parte objetiva y subjetiva.

Pero, para llegar al beneficio es necesario partir por las características.

¿Qué es una característica?

Apoyándome de la RAE y una serie de libros, logré concluir de que las características consiste en destacar los atributos, los superficial de tu producto o servicio. Y lo que el cliente puede leer, ver, tocar, oler.

¿Qué es un beneficio?

Es el resultado final que el producto o servicio logrará en el cliente, esto va ligado al sentimiento o a la emoción que despierta tu producto, que le permita al cliente vivir mejor y resolver su real problema.

Déjame que lo explique con una breve historia.

Historia de Victoria’S Secret

¿Conoces la marca Victoria Secret?

Sabes que vende lencería, bonita y sensual para mujeres. Es lo visual, pero qué hay detrás.

La marca es el resultado de un hombre tímido, Roy Raimond, un estudiante de negocios de una prestigiosa universidad de Stanfort, allá por el año de 1977. Él sufría una enorme vergüenza al comprar ropa íntima para su pareja.

Se dio cuenta que su problema lo padecían miles de hombres y decidió crear un ambiente cómodo para los hombres, que les facilite la compra y elección de lencería para sus parejas.

Y fue un éxito, produjo cuatro millones de dólares en los primeros cinco años, pero no sé porqué decidió vender su marca a la firma “the limited” quién cambió el género y tipo de cliente y repuntó de millones a billones de dólares.

“The limited” orientó el producto a mujeres y atacó con fuerza con lo subjetivo, fue directo a los beneficios que provocaba en sus clientes.

En el fondo Victoria’S secret descubrió que toda mujer quiere complacer a su pareja y pasar un momento de intimidad fuera de lo convencional o “normal”.

Pero, temen caer en la categoría de ser tachada como prostitutas (por la sociedad) y esa es la razón que reprimía su compra y eran los hombres quienes lo hacían por ellas, pero un hombre por naturaleza es práctico y nunca le va acertar en los gustos de su pareja, además se sabe que por naturaleza es la mujer quién disfruta de este momento de selección.

Por eso, la tienda tiene un ambiente y maniquís que van relajando la compra y van haciendo sentir cómoda a las mujeres.  Sin culpas, ni pecados, ni dedo juzgador.

  • Consigue que se sientan ángeles.
  • Tranquiliza sus fantasmas.
  • Apaga sus miedos.

¿Puedes ver la diferencia entre característica y beneficio?

Característica:

  • Encaje, algodón, tela fina, textura sintética, colores, tallas, precio, tiendas, ambiente agradable, etc.

Beneficios:

  • Sube el ego de las mujeres, ya que la sociedad jamás juzgará a un ángel.
  • Provoca envidia de las demás mujeres
  • Brinda Complicidad (su pareja las amará por atreverse a salir de la rutina)
  • Tranquilidad y comodidad en la compra

En otras palabras, la marca comparte y respalda las creencias de su cliente.

Y ahora me dirás, sí, pero en un servicio…

¿Cómo escribo un beneficio de oro?

 

Si tienes una marca personal y brindas un servicio te darás cuenta de que un servicio idéntico al tuyo existen miles en el mercado, cómo va a distinguir tu cliente un servicio de otro si todos son iguales ¡qué dilema! (para el cliente)

Es aquí donde empiezan el juego de apostar por las características y en especial jugar con el precio, ese juego al que no te recomiendo ingresar jamás, porque vas a terminar desecho, estresado y esclavo.

Cuando apuestas por los beneficios, tu cliente te mira con otros ojos ¡aja! Dice en su interior; «veo que este servicio es como yo, comparte mis valores, mis creencias, mi forma de ver la vida».

Porque en el fondo todas las personas y tu cliente también, busca un producto o servicio que le dé un orden y sentido a su vida. Que le ayude a tener el control de su vida personal y del mundo.

Un producto o servicio que ilumine su vida.

Entonces, siente que tú mereces ser parte de ella y conectas con tu cliente. Pero para que se te haga fácil escribir los beneficios debes empezar conociéndote a ti primero (si vendes tu marca o tu servicio) para que después puedas estudiar a tu cliente.

Tú tienes valores, creencias, formas de pensar y ver la vida. Tus fortalezas y debilidades; tu propia historia de vida. Tu tono de voz, el ritmo que le pones cada día a la vida. Todas esas cualidades tienes que conocer y dominar primero.

Para después, ir por tu cliente ideal e identificarlo, entonces sucede la magia y él te reconoce entre tantos servicios similares al tuyo.

Ya que debes saber, que todo ser humano desde la era de las cavernas nunca camina solo en la vida, siempre busca un grupo, personas afines en quién fortalecerse y le transmita ese sentimiento de confianza.

Es algo instintivo.

Recuerda, cuando escribas los beneficios de tu marca o servicio, siempre debes ser verdadero, original y honesto, contigo. De lo contrario; tu marca, producto o servicio, será como un globo que tarde o temprano explotará.

Una de las formas sencillas de escribir un beneficio incitador, es hacerlo limpio, breve y directo. Un tranquilizante rápido para el cliente.

Un ejemplo que admiro por su simplicidad y es casi perfecto, es el de whatsapp: “Mensajería confiable. Simple y segura”

Escríbeme si es que no logró tranquilizarte este mensaje.

Y llegué al final, como siempre es un gusto compartir contenido contigo, todo lo que escribo lo hago pensando en ti y en cómo ayudarte.

Espero haber cumplido mi cometido, si es así, escríbeme en los comentarios y empecemos a conversar.

Gracias por estar aquí.

Te dejo un cálido abrazo.

×