Cómo VENDER por correo electrónico

Vender por correo electrónico no es un don propio de los genios del marketing, tú lo puedes conseguir, pero debo advertirte que es un juego serio.

Porque tienes que enfrentarte a las redes sociales ¡sí! La gente se la pasa pegada a las redes sociales tanto, tanto, que evaden poner atención a los correos electrónicos ¿cierto? ¿falso?

F A L S O

La mayoría de personas evaden los correos electrónicos porque son muy generalistas, aburridos y ya presientes que algo te quieren vender.

Sin embargo, el correo electrónico sigue siendo hoy una potente herramienta para conseguir ventas y mantener relaciones a largo plazo con tus potenciales clientes.

No existe una red social en la actualidad que haya podido desplazar esa fuerza vendedora que tiene el email.

Si eres un profesional que vende servicios o productos con visión de futuro, hacer crecer tu base de datos y tu lista de suscriptores debe ser una imperiosa prioridad, vale más que invertir tiempo, dinero y esfuerzo en conseguir seguidores.

Puede que ahora me digas, me siento mal al ver que casi nadie abre mi correo, no me gusta sentir la indiferencia.

Es verdad, por eso te decía que es un juego serio.

Aquí los resultados son a largo plazo, pero esa es la verdadera mentalidad de un emprendedor sembrar ahora para cosechar mañana.

Además, todo se aprende, se mide y se mejora.

Por lo mismo, debes de calmarte y no pretender vender al toque, ni repliques plantillas, hacerlo sería como lanzar un balde de agua fría a tu potencial cliente ¿sabes cómo se siente?

Por eso, la misión de una secuencia de correo electrónico es ir nutriendo de contenido a tu cliente, prepararlo para tu primera oferta.

Dicho esto, cuando te sientas a escribir tus correos electrónicos, lo primero que tienes que hacer es, IMAGINAR, pero qué dices Mila ¡sí! es mi mejor consejo.

Porque de tu energía va a depender tus resultados.

¿A quién imaginas cuando escribes tus correos de venta?

  • A un tipo serio que mira de reojo su pantalla, mientras va frunciendo el entrecejo y piensa «Por qué todos quieren que compre algo que no necesito»
  • O imaginas a una persona que salta de emoción al ver tu correo en su pantalla, y lo abre al toque para luego partirse a carcajadas, como un  loco desquiciado mientras lee cada línea de tu correo (piénsalo, cuál te conviene)

3 errores que pueden sabotear tu correo electrónico

1. El titulo de asunto suena a venta

La principal labor que tienes cuando te sientas a escribir correos electrónicos no es precisamente vender, es evitar que tus correos caigan en la lista de correos no deseados, promociones, o notificaciones.

Por lo mismo, debes evitar ciertas palabras que encienden las alarmas de Spam.

Palabras como: 100% gratis, barato, esto es increíble, gana dinero fácil, gran oferta, urgente,

Siempre que te sientes a escribir un asunto de email, hazlo pensando en tu mejor amigo, hazlo personal e intimo ¿Qué le dirías para que abra tu correo? Obviamente no le pondrías asuntos de venta.

Dedicar tiempo especial para crear una gran lista de títulos de asunto es clave, debido a que de esto depende que abran tu correo. Además, permite probar, medir y mejorar.

Es cierto, no es algo mágico que ocurre de la noche a la mañana, así es que debes tener paciencia, no te frustres nadie se hace experto en cuestión de minutos.

Para lograrlo es esencial que conozcas tu oferta de pies a cabeza, si tú lo comprendes vas a transmitirlo de manera fácil a tu potencial cliente y conseguirás escribir títulos de asuntos únicos.

Recuerda que los títulos de asunto envejecen de manera rápida, por eso no beneficia para nada copiar plantillas que todo el mundo usa (ten presente la frase de Oglvy “el cliente no es idiota»)

Aquí tienes un ebook más mini curso gratis Copywriting para VENDER por email

2. Intentar vender en el cuerpo del correo electrónico

Esto suena paradójico porque puede que me digas, ¿“no dices que es la mejor herramienta para vender”?

Claro que sí, y venta es lograr una acción de las personas.

La segunda labor es despertar la curiosidad en el cuerpo del correo, para que tu potencial cliente quiera ir por más y apretar ese botón, enlace, o video que pongas dentro.

En la acción que quieres que realice está la venta, porque lo llevas a otro espacio donde todo está ambientado para una venta y él se encuentra predispuesto a escuchar tu oferta.

En este punto tienes que dominar tu propuesta de valor, qué tiene tu producto o servicio distinto a los demás, y lo hace irresistible o necesario para tu potencial cliente.

3. Pedir acción antes de dar lo suficiente

No puedes pedir que haga una acción a tu cliente sin dar.

Y es que la tercera labor que tienes es nutrir de contenido especial a tu lista de suscriptores, contenido valioso que solo lo compartes con ellos.

Puede ser algo personal e intimo de ti como profesional, anécdotas divertidas, o información valiosa que le ayude a crecer como profesional, empresario o persona.

Así es que la clave está en hacer una mezcla perfecta: valor, valor, valor, valor, valor, le ofreces una forma de resolver su problema. Valor, valor, valor, haz tu oferta y así…

Si intentas vender o lanzar puras ofertas a tus clientes, lo estás entrenando para que ignoren tus correos ¿tiene sentido hacer eso? Y luego te quejas por qué no abren tus correos.

Por último, debes considerar la longitud de los textos, si puedes ser específico y logras transmitir en pocas palabras la sustancia del contenido, tu cliente te amará. Además, puedes despertar la curiosidad para llevarlo a otra página.

En resumen: 3 formas rápidas de vender por correo electrónico

  1. Primero, haz que abran tu correo con un título de asunto original
  2. Segundo: Despierta la curiosidad para que hagan una acción dentro de tu correo
  3. Tercero: Agrega valor, mucho valor y muestra tu oferta.

¿Quieres más?

Aquí tienes 6 consejos adicionales:

  • Enamórate de los espacios en blanco, en la sencillez y lo específico está el gusto.
  • Evita el ego empresarial y utiliza el ego del cliente, siempre es él, él, él. En todo tu correo electrónico
  • Tienes que estar listo para un seguimiento, algunos clientes necesitan que les recuerdes tantas veces como sea posible el por qué ese producto o servicio va a mejorar su vida, antes de comprar.
  • Evalúa tu proceso, una vez que has enviado 200 o 300 correos, analiza cuáles tuvieron éxito y modifica.
  • Hazlo divertido, y para lograrlo tienes que divertirte tú, prueba con palabras divertidas, frescas y pon tu toque personal, no sientas vergüenza de mostrar tu personalidad en tus correos, eso te hará único y tu cliente te lo agradecerá.
  • Escribe tus correos electrónicos en lenguaje positivo, fuerte y seguro. Trata de evitar la escritura débil y de disculpas.

¿Tienes dudas o quieres ejemplos? puedes ingresar haciendo clic en el enlace  COPYWRITING para correos electrónicos

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.