Domina las bases del copywriting

vende en tres palabras

   

Llévate mi guía y empieza a

escribir con el método del

Copywriting.

 

ACEPTO, ENTRÉGAME EL REGALO

 

Cómo amarrar historias para vender

 

Hoy vamos a sumergirnos al mundo de las historias.

Para que comprendas esa magia que llevan y cómo cautivan tus emociones e incluso algunas historias te dejan desnudo, sin otra opción de llegar hasta el final.

Por otro lado, se dice que contar historias negativas no vende, que espantas al cliente. Que debes escribir siempre en positivo y sumergir a tu cliente al mundo de la felicidad, pero eso no es tan cierto

Pues es justo con una historia negativa que tu cerebro se enciende, y aquí el lenguaje emocional es el protagonista, ya que permite que la historia expanda sus raíces por cada rincón de tu mente

Y si hablamos de lenguaje emocional, debemos recurrir a esas palabras que pongan al lector en el centro de los que escribes, es decir personificar una palabra, como si tuviera vida.

Sin embargo, lo mágico de las palabras emocionales es que hacen vivir al lector, no solo le informas, le dibujas una imagen en su mente, le traes un recuerdo, lo haces vibrar con lo que escribes.

Entonces, para vender con lenguaje emocional debes apoyarte de palabras negativa también y te explico en este post cómo puedes usar este lenguaje emocional para que vendas en Internet. ¿Empezamos?

 

3 FORMAS DE ESCRIBIR CON LENGUAJE EMOCIONAL

 

 

1. DESCRIPCIÓN OBJETIVA

 

  La descripción objetiva, llama la atención de tu cliente

Escribes la verdad absoluta, aquí no vale lo subjetivo. Por el contrario, las palabras deben traer un recuerdo en la mente de tu cliente.

Las características de la descripción objetiva son: Claridad, exactitud y objetividad.

Puedes decir, por ejemplo:

  • Alimenta a tus hijos con avena y crecerán fuertes
  • Cada mañana, despierta a tus hijos con una taza de avena caliente, listo en tres minutos.

2. PALABRAS QUE MEJOREN LA VIDA

 

No son palabras que solo se limitan a informar.

Por el contrario, le hace sentir al cliente cómo tu producto o servicio puede mejorar su vida.

Ejemplo:

  • Consume chocolates de cacao, sano y sin grasa.
  • Disfruta de este delicioso chocolate, libre de grasa, ideal para alegrar esos días, donde el trabajo no te da respiro.

3. ES INTELIGENTE

 

 La inteligencia es un atributo humano.

Por eso, acompañar una frase que describe tu producto o servicio con palabras que la humanicen, es poderoso. Y existen muchas palabras que son propias del ser humano: Triste, bueno, tímido, honrado, flaco, cuerpo, fuerte, inteligente, etc.

Puedes usarlas en diferentes ocasiones

Ejemplo:

Este vino es tímido al paladar, pero poco a poco adquiere fuerza y cuerpo.

 

CÓMO AMARRAR HISTORIAS PARA VENDER

 

 

Steve Denimg es uno de los fundadores del movimiento “Storitellyng International” que aspira a que las organizaciones tomen consciencia de sus historias. con el fin de usarlas para lograr determinados objetivos.

Y cómo juega el lenguaje emocional, en la composición de las historias.

Pero, es Jürguen Klaric quien valido el poder de las historias de Deming y lo aplicó a las Neuroventas.

Entonces, vamos a recorrer el mundo de las historias y cómo amarrarlas para ayudar a tu cliente a solucionar sus problemas de manera comprensible.

 

 

1. HISTORIAS NEGATIVAS:

 Aquí traerás las emociones negativas; miedo, rabia, tristeza, etc.

Vas a empezar escribiendo, picando el dolor del cliente ¿Por qué? porque el cerebro solo se enciende y presta atención cuándo ve algo dañino o peligroso.

Está preparado para captar alarmas. Por esa razón, empieza escribiendo con lenguaje emocional negativo.

La historia negativa, activa la atención.

3. HISTORIAS POSITIVAS

 ¿Lo intuyes? Sí, se vienen las palabras positivas que harán alegrar a tu cliente y dar un poco de luz a sus miedos, a sus problemas.

La miel que lo calmará

Aquí las palabras respiran alegría, fuerza, energía, entusiasmo, bienestar, etc. Las historias positivas activan el deseo

3. HISTORIAS NEUTRAS

Este es el lugar dónde  las historias se amarran, y giran en torno a que el cliente elija la mejor solución a su problema, y haces un equilibrio entre historias positivas e historias negativas.

Porque son las historias neutras las que refuerzan la decisión de compra.

Pero, recuerda que para contar y amarrar historias tienes que ser autentico, cada palabra debe llevar un mensaje altruista, y el deseo de comprender y ayudar a tu cliente. Es decir tu producto o servicio tiene que ser extraordinario, para que las historias funcionen.

Y bien, esta es la forma de amarrar historias para que vendas con lenguaje emocional..

¿Haz utilizado historias para vender?  Estaré pendiente a tu comentario

Gracias por estar aquí, me despido con un cálido abrazo