Domina las bases del copywriting

vende en tres palabras

   

Llévate mi guía y empieza a

escribir con el método del

Copywriting.

 

ACEPTO, ENTRÉGAME EL REGALO

 

Conquista al cliente digital con AIDA y su evolución

 

                            Imagen de Shelley Shang en Pixabay

Si tienes un negocio digital, sabes que en Internet tienes que ser creativo  y apoyarte de nuevas tendencias y conocimientos para que la competencia no sea tu norte, y tu cliente sea el punto de atención. 

El comprador digital, ya no se fía de la publicidad, ni de ningún mensaje que etiquete a una empresa de “perfecta” o “ideal”. Ya nadie le puede contar cuentos al cliente, pues tiene el mundo en sus manos.

¿A quién recurre el cliente digital para saber si un producto es confiable?    

Pues a los familiares y amigos primero, su entorno cercano, las recomendaciones de su tribu o grupo al que pertenece o personajes que sigue. Por ahí va el nuevo recorrido del comprador. El valor que pone a esas palabras de la sociedad.

El diálogo que nace entre consumidores es fuente de lo que se fía sin dudarlo.

Y ese diálogo, lo puedes generar tú, con tu producto o servicio. Se trata de que tu cliente se conecte de inmediato contigo, con una palabra que despierte una vivencia profunda, esas palabras que le diría su mejor amigo.

La idea aquí es romper lo convencional, ser único, diferente, no se trata de gritar para que te escuchen, sino elevar la voz con sabiduría, como un cometa púrpura en el cielo.  En definitiva, tenemos que ir a su mente e imaginación, para traer palabras que conecten con esa emoción que esconde en su necesidad de compra.

Hoy vamos a dialogar de las técnica AIDA y su evolución para que vendas mejor, y juntos conocer el nuevo camino que ahora realiza el cliente ¿Te parece?

 

 

 

Lo importante de AIDA y  POE

 

Método AIDA

Acrónimo que le dio su creador E. St. Elmo Lewis, y se convirtió en la forma más eficaz en el ámbito de ventas y publicidad.  Imagino que ya conoces el recorrido, pero hoy volvamos a repasar: 

Atención:

El titulo debe atraer la atención de tu cliente, es el gancho que debe penetrar no solo sus ojos, sino atrapar sus emociones, y despertar un recuerdo escondido.

Es en el titular donde debes poner toda tu concentración, y esfuerzo. Este titular debe llevar una carga emocional potente y un beneficio para tu cliente ideal. 

Interés:

Pues en este punto ingresas a elaborar subtítulos potentes, que mantengan la llama aún más viva, y desarrollas tu argumento de ventas que tenga como fin concentrarse en las heridas que tiene el cliente, sacar la costra para que realice cambios en dirección a cumplir lo que desea, pero no se atreve y dejarlos al rojo vivo, como un carbón a punto de convertirse en diamante.

Deseo:

Aquí el argumento va elevando la temperatura, debes usar palabras que despierten la imaginación, que los lleve a esos momentos vividos, esas emociones que esconde en su deseo de compra.

Hacerle vivir el producto o servicio haciendo efecto en su vida, por eso es importante conocer a detalle a tu cliente ideal, para que escribas sin bloqueos.

Acción:

Pues ya aquí no le dejes opción,  crea un CTA un botón que sea irresistible pincharlo, este botón debe empezar con un verbo ¿Por qué? porque el cerebro ama los verbos, más la urgencia.

Un CTA que provoque la acción del cliente. Aquí puede que te demores más tiempo, pero si lo haces bien, los resultados serán de mucha alegría para ti.

LAS 4 “A” de Derek Rucker

 

Este es un modelo sencillo, es un tipo de embudo al cual ingresan los consumidores cuando se encuentran en el momento de decisión de compra y tienen una o más marcas que les gusta.

Atención.

Aquí el cliente descubre tu página web y lo has retenido con un titular que despertó un beneficio.

Actitud

Te mira o lee un poco más, reconoce su dolor, lo tienes motivado y aquí decide si le gustas o le desagradas (si le desagradas, hasta este punto llegó)

Acción:

Si le gusta todo lo que lee, y le genera empatía con el problema que él tiene. Pues, ya lo conseguiste, él o ella está en disposición de compra, se suscribe o descarga tu regalo. Según el objetivo que quieras conseguir en esa página.

Acción Adicional:

Una vez probado tu producto o servicio deciden si valdrá o no la pena volver a comprar o recomendarte.

Es así, el cliente cuando ingresa a este embudo es por decisión personal y lo recorre solo. Lo que determina hasta dónde avanza en cada punto, va a depender de ti (por ejemplo, que solucione sus dudas de inmediato, que le sea fácil el pago, en otras palabras, ahorrarle energía)

                       Imagen de klimkin en Pixabay

Modelo de las 5 A

Atención:

Esta sería la puerta de acceso a todo el recorrido del cliente. En esta fase el cliente está expuesto de forma pasiva a una larga lista de páginas web.

Sin embargo, cuando ya tiene experiencia previa con una marca podrá más fácil recordarla y reconocerla.

El boca a boca y la publicidad entran en juego en este punto. Esa es la labor de un buen titular, es por eso que la mayor parte de la labor de un copywriter se centra en los titulares.

Atracción:

Tu cliente procesa todos los mensajes de las páginas que lograron atraerlo, creando recuerdos a corto plazo o amplificando su memoria remota y se verá atraído hacia una elección limitada de ellas.

Aquí el mensaje tiene que ser directo, fuerte, atractivo y nuevo para capturar su atención

Averiguación

Es justo aquí cuando empieza a preguntar a sus familiares, amigos e ingresa a foros buscar valoraciones online, o de manera directa te va a expresar sus objeciones o dudas.

En esta fase el cliente se deja aconsejar y acompañar en su decisión de compra, su recorrido pasa de ser individual a social.

Aquí tu como marca tienes que apoyarte de los testimonios de otros clientes, para que el cliente siga su recorrido y su nivel de atracción suba.

Si disminuye el nivel de atracción, es que el mensaje en esta etapa de averiguación ha sido inferior al requerido por el cliente, si por el contrario el nivel de curiosidad es demasiado alto y el cliente se ve forzado a realizar demasiadas preguntas, es que hay confusión en el mensaje que ha recibido de la marca.

Acción

Teniendo el mensaje claro, el cliente está decidido a actuar, y empieza con la compra. Y es justo aquí cuando tienes que prestar más  atención al servicio post venta,

Tu marca tiene que asegurar que la experiencia con tu producto o servicio sea positiva, atendiendo de manera rápida a solucionar los posibles problemas que ocurriera.

Apología

Con el tiempo el cliente puede terminar desarrollando un fuerte sentimiento de fidelidad hacia tu marca.

Lo que se traduce en repetir compra, recomendación a otros, se convierte en un embajador de la marca.

La fase de la 5 A siempre se distingue porque es lineal, aunque a veces es en espiral como ocurre con el recorrido de compra de las mujeres

Por ejemplo, hay clientes que se saltan todo el recorrido solo porque un amigo al que valoran mucho, recomienda un producto o porque la atención en el momento de dudas fue extraordinario y único.

Para lograr eso debes aprovechar los tres elementos de influencia que tiene el cliente:

POE:

influencia propia, influencia de otros e influencia externa.

Identificar la influencia, hará que concentres mejor al momento de elaborar tu estrategia de textos  y donde enfocarla.

Las 4 A se sitúan en la era de la pre-conectividad, de la fidelización,  en la cual un cliente defiende tu marca, Porque puede que no necesite repetir compra en el largo plazo, pero estará dispuesto a recomendarte.

El método de las 5 A, se da ahora, en la era de la conectividad, es necesario adaptar este embudo a los cambios que genere conexión, para que el cliente vaya de la atención a la apología.

Este es el reto ¿Estás dispuesto a asumirlo ?

Espero tu respuesta con ansiedad.

Me despido y te dejo un abrazo cálido.